jueves, 9 de agosto de 2007

BLOGS A LA DERIVA

¿Cuántos blogs surgen cada día? Podemos responder que miles.

¿Cuántos creadores abandonan sus blogs a la deriva como un irresponsable capitán a su nave? Quizás cientos. Las causas: el hastío, el reto diario de desentumecer los dedos , el no saber qué decir; o tal vez el cambio de pareja, y hasta los accidentes de trafico.

Si nos embarcamos sin un rumbo fijo en la blogosfera, y buscamos concienzudamente, encontramos naufragios con tesoros de incalculable valor.

Algunos, al abandonar su nave-blog, se llevaron sus pertenencias, sus experiencias, su vida de años, meses, ... Otros, lo dejaron vacío, a la deriva, sólo un nombre permanece, que como concha sirve de refugio a otro bloguero que con valor afronta el reto de colmarlo. También, quiénes se despiden dejando una pequeña esquela, o el link que te redireccionará a su nuevo meeting point.

El blog te exige gotas de sangre, sudores fríos, y hasta alguna que otra lágrima. En definitiva, el blog exige pasiooooooooónnn.

7 comentarios:

ICHIARA dijo...

Gracias Makiavelo, por traerme a la memoria fragmentos casi olvidados con tus blogs a la deriva.

Guillermo Pardo dijo...

Cierto, los blogs exigen todo eso que dices y, a veces más, como por ejemplo uno para cada etapa de la vida. De ese modo se van agotando, de ahí su abandono. Supongo. Saludos

Makiavelo dijo...

Al igual que Pessoa mi reflejo tiene múltiples siluetas, gracias ichiara por tu bonito comentario y tu hermoso post.


Ciertamente Guillermo, la vida te va dirigiendo, y a veces por los caminos más sinuoso, como éste de la blogosfera.

Un saludo a ambos.

Martín Bolívar dijo...

Eso sí, pasióóón, con acento argentino de tango. Un excelente reflexión y un preciso comentario de Guillermo Pardo, la vida no es más que un recorrido por etapas.

Eifonso Lagares dijo...

El blog exige dedicación y mimo, sin dejar de lado, como dices, la pasión. Un saludo

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

A medida que hacemos un blog vamos creando obra.
Tengo dos libros publicados y pronto verá la luz el tercero.
No falta demasiado.

LU

Makiavelo dijo...

Enhorabuena Lucía, yo nunca publiqué literatura, pero a través de mi proyectosensini ordeno los frutos del hombre disperso que soy, y me regodeo de mis propias experiencias.

Abrazos