miércoles, 4 de julio de 2007

EL TARRI IN TOKYO

Quedó con El Tarri, y a continuación hizo otra llamada.

Rrrrrriiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiinnngggg...

-¿Moshi, moshi?

-Hai, watashi wa Makiavelo desu ¿O genki desu ka?

-Hai, genki desu.

-¿Quedamos?

-Vale, salgo a las siete, nos vemos a y media en Shinjuku -Contestó Yuko san al otro lado del teléfono.

Puntuales como manda la tradición nipona los dos tórtolos se encontraron en la estación de Shinjuku, subieron al metro, y fueron a tomar unos vinos con Nakajima san al bar de Benito san, el conocido Sábado, sabadete. La estación les dejaba a cierta distancia, no les importó caminar un poco, porque la temperatura de la tarde era agradable. Subieron la empinada escalera, y allí estaba Benito san esperándoles. Makiavelo no quería perder la oportunidad de integrarse, y se dirigió a Yuko san en japonés: Watashi wa supein jin desu, watashi wa ekaku desu y todo ese rollo. Yuko le miró fijamente, se le acercó, y le mordió el labio inferior.
Makiavelo le susurró al oído arigató gozaimasu, se levantó, se dio media vuelta y se largó. Nakajima san y Yuko san se quedaron en el bar tomando copas. Esa noche, Benito san estaba especialmente animado (les sirvió tortilla de patatas y gazpacho). Él sabía cómo volverlas locas con su cocina española. Pasadas unas horas abandonaron alegres, chispadas, el lugar, tomaron el metro, y pasadas un par de estaciones decidieron salir a la superficie para respirar aire fresco y caminar un poco para despejarse.
Iban caminando por la avenida cuando de pronto se tropezaron con Makiavelo y su acompañante, que salían del tower records con una bolsa transparente que dejaba ver su contenido, varios discos de los años sesenta.
Makiavelo procedió a presentar a su acompañante –Kare wa Tarri san desu.
¿Eeeeeeeeeeeeeeehh? aaaaaaaaahh, respondieron admiradas al unísono. Makiavelo soltó la carcajada al ver las caras de asombro de ambas. –Tarri san wa amérika jin desu- añadió.

¡Tarri san, muéstrate a nos!

6 comentarios:

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

tokio?

Lost in translation?

Makiavelo dijo...

Lucía, mi lost in traslation data de tanto que me costó trabajo poner en pie ciertos datos. Pero el recuerdo vuelve, cuando menos lo esperas, y te ayuda a dibujar con trazos más nítidos tu historia actual y la que ha de venir.

Un saludo.

Florie dijo...

Hipnótico! y misterioso, ay de quien supiera leer en japonés...
Saludos, Makiavelo san

Makiavelo dijo...

Florie, gracias por tu visita. No creas que es muy dificil, el secreto está en tener un buen maestro a tu lado.

Saludos.

Florie dijo...

Está bien saberlo; por cierto, también me acuerdo de 'Lost in translation' (que manía de mitificar el cine : ) )

Makiavelo dijo...

Florie, estuve viviendo en Japón durante tres años, a finales de los ochenta. Cuando ví en el cine Lost in traslation me recordó mi estancia allí, pero mis experiencias son bien distintas.

Gracias por la visita.

Saludos.