domingo, 1 de julio de 2007

CAMINANDO

Giro los ojos treinta y cinco grados, y ahí está la Juani, caminando después de muerta. Corrijo la mirada y ya no la veo. Con Antonio me pasa lo mismo en el patio de la casa, treinta y cinco grados, y ahí está. Le hablo y no me oye, desaparece cuando le miro de frente.

Salgo a la calle, cierro la puerta, y cuando me vuelvo veo a la Juani de nuevo en la acera de enfrente; está con la perra, voy a saludarla y se desvanece.

Sentado frente al ordenador, solo, concentrado, y pensando de malas maneras, el delfin de cerámica que descansa sobre el platero cae al suelo y se estrella. Lo pego y lo dejo en su sitio, como si no hubiera sucedido. Salgo de la estancia y vuelvo a entrar, conecto el ordenador y leo la noticia: led zeppelin volverán a reunirse.

1 comentario:

ICHIARA dijo...

A mi me pasa a menudo eso de ver gentes que ya se ha ido. Aunque no sé si es por las ganas de verlos de nuevo que me sugestiono, o es que de verdad deambulan por aquí. De todas formas me da igual. Ahí están y basta. Lo de zeppelin es algo así ¿no? Ver de nuevo al page y al plant, juntitos, entonando el ramble on al derecho. Me gusta que vuelvan de los infiernos a hacernos soñar.
Un saludo y sigue, que espero con ansia todas tus historias.