sábado, 23 de febrero de 2008

EL FORAJIDO

Era de sobras conocido, sin embargo era la primera vez que lo veía, me sonrió, le dí la mano por educación y en señal de amistad. Días más tarde me apabulló con su particular cuento, no el de la lechera, otro..., una historia rocambolesca de exitos y fortunas, para cuando no puedes dormir, y a algo te has de aferrar para conciliar el sueño. Ingenuo de mí lo creí, reconozco que no advertí el engaño: acepté el encargo y realicé el trabajo.
Cuando acabada la faena le dije mi precio se asustó, casi me insultó, además, no faltó la amenaza de irse con el trabajo y dejarme sin cena. Traté de calmarlo, de razonar con él, de llegar a un acuerdo, pero ni caso. Quedó en que yo lo llamaría para vernos y tratar acerca del precio -prudentemente preferí dejar pasar los días para que se enfriara-, y al ver que yo no le llamaba lo hizó él, llamó, fue amable, me vino con el documento para que se lo firmara, acepté dándole un nuevo margen de confianza, sabiendo que el trabajo, cuando él quisiera realizarlo, habría de ser reestructurado. No obstante callé, le sonreí, y le volví a dar la mano, mi mano de amigo.

Al día siguiente, cuando presentó el trabajo, al cabo de las horas, llamó para decirme que ya sabía que mi otra opción también había sido presentada. Estamos empatados, pensé, aunque él siguió con su juego de forajido e hizo pasillo bajando braguetas y enardeciéndose de ser el amigo de todos, el dios para muchos conocido. Me importó un carajo –con perdón-, miré por la ventana, y colgué no sin antes desearle las buenas noches. Al día siguiente tracé mi plan, no el infinito, porque ese es de la Allende, otro mucho más mundano, más cercano, el que todos conocemos y del que a veces abusamos, y pensé en la Virgen María para encomendarlo a ella, que es plena de gracia y tiene la paciencia que a mí se me acaba. Aún no lo doy por muerto, le presto la vida a ese enchufado.

20 comentarios:

migramundo dijo...

Eso te pasa por actuar con buena fe, pero quizá por eso seas de los que la mantienes para calmar tu conciencia. En ese caso, bienvenido al club de los que sabemos que la vida es cíclica y de que quien la hace, la vida se lo hace pagar. ¿Suena ingenuo? Saludos.

NoSurrender dijo...

Sí, déjalo para la Virgen María, que es tan buena ella... porque no me extraña que te apabullara con sus historias; las historias de éxitos son aburridísimas ¿verdad?

Sigamos vivos, mejor.

Saludos.

atikus dijo...

Claro si fuese una peli de Capra acabaría bien, pero esto es la guerra que dicen los Hnos Marx...puff que peliculero estoy!

como dice lagarto...sigamos vivos
saludos

Sibyla dijo...

Maki, a veces es más seguro y productivo, trazar nuestros planes personales, y encomendarnos a quien haga falta, antes que a la persona equivocada...

Los forajidos, cuanto más lejos mejor!

Sigamos vivos!
Saludos:)

Ichiara dijo...

El ganaíllo abunda, no sé por qué, puede que ahora esté más descontrolado por eso de la crisis (what crisis? dicen algunos). Pero tú tranquilo, un avemaría, una velita y un rosario como dios manda.

Sigamos vivos!

Besos

Makiavelo dijo...

Migramundo, son muchos los lobos con piel de cordero que se ganan la vida a costa de los demás, en este caso me tocó a mí padecerlo, como es un concurso público habremos de esperar unos meses y ver el resultado.


Nosurrender, por supuesto lo he dejado en manos de la Virgen, que es quién mejor lo puede proteger. El problema fue que después de tanto fardar estaba más seco que una mojama, el trabajo se lo hemos financiado nosotros, y encima con exigencias.


Atikus, nunca viene mal un poco de humor y más si es de los Hnos. Marx, porque la experiencia en sí es bastante surrealista, un productor producido.

Raquel Barbieri dijo...

Desafortunadamente, en general es más fácil la vida para el inescrupuloso porque no tiene el sentido del deber, carece de remordimientos, no posee el grado de sensibilidad necesario para ponerse en los zapatos del otro, o la imaginación para prever que toda acción trae consecuencias (a corto, mediano o largo plazo).

Yo creo que un lobo con piel de cordero puede regir los destinos de los demás por un tiempo, pero en algún punto de su vida (sea visible o no ante nosotros) el que las hace, las paga. El que discrimina, quien roba un proyecto, el que le serrucha el piso a otro en el trabajo, el que roba a los contribuyentes, etc... en algún momento de su existencia, cosecha odio (que no es poco).

Me gustó particularmente la frase de la Virgen María:)

Salutti, John Makiavelo, y muchas gracias por el material de Lacan. Lo leí esta tarde.

:)

Makiavelo dijo...

Sibyla, tienes toda la razón, pero el problema empieza cuando el forajido se te acerca como víctima incomprendida, y busca tu consuelo y comprensión. Creo que por su interpretación le hubieran dado un oscar.

Seguiré vivo y atento.

Saludos.




Isabel, el ganaillo siempre estuvo ahí, pero las reses de estos tiempos se han vuelto malévolas, antes todas ostentaban el hierro de su ganadería, pero ésta en cuestión, o supo ocultarlo, o aún no la han marcado.

No te preocupes seguiremos vivos, por el bien de todos.

Makiavelo dijo...

Raquel, exactamente, toda acción conlleva consecuencias. A simple vista el forajido puede pensar que el trabajo le salió gratis; a la larga, actuando con inteligencia y sin rencor veremos si el tiro le sale por la culata.
La Virgen María está para algo, además es muy desinteresada y pude ayudar a resolver entuertos.

De Lacan tengo más enlatados, te lo digo por si te interesan.

Saludos.

James Joyce dijo...

Me temo que en este país hay muchos forajidos y pocos corderitos. Pero me remito a los clásicos griegos: si haces el bien, tarde o temprano, ese bien recaerá sobre ti. Y viceversa.

Saludos!

Raquel Barbieri dijo...

Hola Makiavelo,

Sí, me interesa el material de Lacan, cuando gustes.
Gracias y saludos:)

Eva dijo...

Yo a esa gente soy incapaz de soportarla. Saca mi parte malvada, de la cual no me siento especialmente orgullosa.

Un saludo.

Monica dijo...

Mis respetos para ti por la paciencia que le tienes, gente como esa no se merece más que desprecio, creo que es la más baja de las categorías del ser humano.
Lo lamento, pero a veces la bondad tiene esos rulos, por favor que no te haga cambiar, no vale la pena, él se cocinará en su propia salsa.
Besos

Makiavelo dijo...

James, qué sabios fueron los griegos, aquí estamos nosotros después de tantos siglos sin dar una. Prometo ser bueno.

Saludos.


Raquel, espero te sirvan los apuntes.

Saludos.

Eva, de mí también afloró la parte malvada, pero me contuve.

Saludos.

Monica, no me queda más remedio que ser paciente, aún no estamos en el oeste. Como bien dices terminará cocinado en su propia salsa.

Besos.

Carlos Paredes Leví dijo...

No trace planes, que luego no se cumplen.
En cuanto a los hip�critas y afines, all� ellos con su conciencia (si la tuvieran).
Un saludo.

Makiavelo dijo...

Carlos, estoy procurando correr un estúpido velo. Gracias por el consejo.

Saludos.

Leuma dijo...

Astutos y con malicia, personajillos que valen menos que un céntimo. No sé si la Virgen o una buena ley energética unversal que ponga a cada uno en su sitio, :), un abrazo

Makiavelo dijo...

Leuma, la verdad es que no valen un pimiento pero te detrozan, No había contemplado la posibilidadde recurrir a esa "buena ley energética universal", lo haré.

Abrazos.

LOOLA dijo...

Ahora ya solo te queda ser malo malísimo malote para que nadie pueda pisarte :)

besos brujos!!

Makiavelo dijo...

Loola, dejaré pasar el tiempo, porque ha de volver. Seré bueno mientras tanto.

Besos.