sábado, 29 de septiembre de 2007

OLIVIERO TOSCANI

Oliviero Toscani vuelve después de un tiempo de silencio, quizás de sequía creativa, aunque seguro que en este lapsus no le han faltado encargos puntuales. Atrás quedan sus fructíferos años de matrimonio con Benetton y sus polémicas campañas publicitarias, pero la oportunidad que le brindaba la semana de la moda en Milán era única para volver a aparecer de forma arrogante en la palestra del despeinado business rosa, donde las adolescentes se dejan la piel en el camino por emular a muchas de las impersonales modelos que desfilan como posesas en las pasarelas de medio mundo.

Toscani no dudó ni se hizo de rogar cuando la firma Nolita le hizo el encargo para promocionar su marca bajo el disfraz de hacer una campaña contra la anorexia, cosa que no me creo.

¿Quiénes se han beneficiado de la campaña publicitaria? Toscani en primer lugar, después Nolita que es la marca que invirtió en la campaña, el Ministerio de Salud italiano también, ya que ha hecho su aporte económico, la ciudad de Milán que es donde se ha celebrado el evento y, por último, Isabelle Caro, la famélica modelo que se prestó al juego, y que desgraciadamente por su enfermedad ha recuperado un valor que por su insatez e inmadurez perdió al caer en la trampa que le jugaba el artificial mundo de las pasarelas y los egos de petulantes diseñadores de moda, ¿de moda?, ¿qué moda?.

Isabelle Caro tiene ahora una nueva oportunidad, no sólo profesional, vuelve a estar en la palestra. De momento la revista Vanity Fair la entrevistará en su próximo número de la edición italiana, y puede intentar rehacer su vida y recuperar su maltrecha salud. ¡Ánimo Isabelle, a comeeeeeeeeeeer, y ponte de buen ver!

25 comentarios:

Carlos Paredes Leví dijo...

La inmensa mayoría de los creativos de publicidad son eso, creativos, dada su incapacidad para ser creadores. Así, espoleados por su limitaciones, mediocridad y frustración (a muchos les hubiera gustado ser arquitectos o pintores, y en este último caso fue por falta de huevos)se lanzan sin escrúpulos a la provocación y la profanación ética de lo que debería haber quedado libre de interesadas especulaciones hipócritas y el lucro.
Un saludo, compañero.

Makiavelo dijo...

Carlos, tienes más razón que un santo, precisamente en estos momentos leía acerca de otra bicoca que les pusieron a estos "creativos" en bandeja, el caso de la preciosa Lindsay Lohan.

Don’t die Lindsay!
Es el slogan que utilizan unos avispados “creativos yanquis” para publicitar el centro de desintoxicación Canterbury Institute en el New York Post, gracias a la ingenuidad de Lindsay Lohan y a su paso por un centro de desintaxicación.
Ya lo cantó Liza Minelli "Money, money money..."

Hasta mañana.

Carlos Paredes Leví dijo...

Cierto día, agobiado de manera particular por el tedio, intenté hacerle un quiebro entregándome a una excentricidad al pedo, que más que un acto excéntrico fue un experimento sociológico de confirmación de algunos de mis prejuicios. Envié, adelantando el resultado, la carta que a continuación reproduciré, a determinada agencia de Publicidad, cuya identidad, al menos de momento, mantendré en secreto:

A QUIEN CORRESPONDA:

HE VISTO ALGUNOS DE SUS ÚLTIMOS TRABAJOS EN TV Y DEBO DECIRLE, CON TOTAL FRANQUEZA, QUE ME PARECIERON UNA PORQUERÍA. NO SE DE DÓNDE SACA USTED A SU EQUIPO DE CREATIVOS (UNO ENTIENDE PORQUE NUNCA SERÁN CREADORES), PERO DESDE LUEGO NO DE UN LUGAR DONDE LA INTELIGENCIA ES LA NORMA SINO LA EXCEPCIÓN. SIN LUGAR A DUDAS, YO LO HARÍA MUCHO MEJOR, AUNQUE TAMBIÉN ES CIERTO QUE LE SALDRÍA ALGO MÁS CARO QUE ESOS COLABORADORES DE LOS QUE SE RODEA.
CASI CON TODA SEGURIDAD ENCUENTRE ESTA MISIVA UN TANTO IRREVERENTE, Y VEA EN MÍ, A UN SER CARGADO DE RAZONES. ES CIERTO, PERO CONSIDERE QUE YO TENGO UNA DESESPERACIÓN INTERIOR QUE ME EMPUJA A UNA TREPIDANTE CARRERA DE ÓRDAGOS, Y NO PUEDO PERMITIRME QUE MADUREN ALGUNAS DE MIS RECIENTES DERROTAS Y NEGATIVAS VICISITUDES. ESTO, ME OTORGA UNA TEMERIDAD QUE ME HACE DESPRECIAR EL PUDOR.

HASTA PRONTO (O NO)
FDO.: CARLOS PAREDES LEVÍ

P.D.: SI SE PREGUNTA PORQUÉ LE ENVÍO ESTA CARTA, LE DIRÉ QUE POR LA MISMA RAZÓN POR LA QUE EL PERRO SE LAME LOS HUEVOS, PORQUE PUEDE

P.D.: LES DESEO MUCHA SUERTE. NO PORQUE SE LA MEREZCAN, SINO PORQUE LES VA A HACER FALTA

Isabel Chiara dijo...

Enhorabuena Carlos, por tener huevos para hacer lo que otros nos hemos tragado y no hicimos en su momento. No sé si te sirvió de algo (laboralmente hablando) pero seguro que después descansaste mejor. Yo abandoné el sector por siempre jamás, harta bandearme con las dos especies que pululan, la de los inútiles que se venden por tres duros, y la de los sinverguenzas, genios y estrellas que sólo demuestran su superioridad creadora en las cifras del talón que piden; y siempre son los mismos, los más tontos de la clase pero los más listos de la noche y de los pasillos oficiales. Este tema me indigna de verdad.

Maki, tienes una habilidad para sacar mi lado más malévolo... Lo del Toscani, comme d'habitude, es un burdo intento por sobresalir en una sociedad que no sabe muy bien lo que quiere, ni cómo lo quiere expresar. Con benetton fue la iglesia y el sida, y ahora la anorexia. Y lo peor es que la intención final no es el bien social, la información, etc. sino vender más para llenar el bolsillo hasta rebosar. Miedo me da qué será lo próximo, imágenes de París, NY o Berlín tras una bomba nuclear? una violación infantil? el salvaje instante de un grupo de creadores capando a Toscani mientras él se hace la foto?. Las atrocidades las tenemos todos en mente, son muchas las que se han cometido y tenemos memoria, no es creativo, con perdón, es oportunista y éticamente deleznable.

Saludos.

Makiavelo dijo...

Carlos, comprendo el momento eufórico de la carta y el sentimiento que empuja a actuar de inmediato, todos lo hemos padecido. La carta transmite tu sentir, y de haber sido yo el presidente de la compañía me habría planteado, como mínimo, qué circunstancias llevan a un profesional a redactar una carta en esos términos y qué falla en mi empresa. Pero eso son utopías en el sector empresarial.

De todas formas, yo prefiero los combates cara a cara, no siempre se ganan pero muchas veces te dan un regusto que con la misiva no saboreas, y es la cara que pone el otro.

Ya veo Isabel que has pasado por el sector, que es tan complicado como la vida en la corte del rey Sol, muchas reinonas, muchas cortesanas y mucho amanerado, siempre los mismos. Un gremio en el que sé que las “putas” en ocasiones se sienten más seguras sentadas en un sillón de mimbre (como el que usaba Emmanuelle) que en una silla anatómica con ruedas.

Saludos.

Darthz dijo...

Lo vi en las noticias y realmente me dejó raro. Primero porque no conocía la obra del autor y por lo que resumieron en el telediario saqué la conclusión de que el autor era un artista, eso sí, comprometido y polémico. Pero al final ese es el que avanza, el que despierta el interés y lucha y rompe el pensamiento establecido. Quien sabe. Tampoco quiero opinar mucho porque no conozco del todo la historia; pero es otra cosa más del mundo, igual que se fotografían guerras y explosiones y manos y cerezas.

Una sonrisa, compañero.

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo e Isabel:
La verdad, es que laboralmente no me sirvió para nada y yo tampoco lo pretendía. Puedo asegurar, sin miedo a caer en la soberbia, que nunca jamás trabajaré ni en o para publicidad, cine o televisión. Normalmente, estos sectores están comandados por mediocres que se rodean de otros mediocres para que sean menos visibles sus limitaciones.
Para mí, esa carta fue un mero ejercicio de excentricidad. Yo no resistiría trabajar en mundillos tan contaminados por la frivolidad y la estupidez (supongo que habrá excepciones pero...).
Un saludo.

pd: hace un par de años, un productor de cine me propuso que escribiera un guión. Eso sí, era gratis y yo, de momento, todavía no me volví tan pelotudo.

Makiavelo dijo...

Darthz si bicheas por internet podrás encontrar información de Toscani y sus lujuriosas obras. La cuestión no es que nos asustemos o sintamos provocación por la obra; el asunto es que muchos de estos tipos utilizan el argumento fácil para llamar la atención, y de camino sumar euros a su cuenta, obviando la verdadera y auténtica tarea del creador.
No hay nada más fácil que hacerse famoso utilizando un icono religioso, acompañado de actitudes o elementos irreverentes, pero si eso no va acompañado de una argumentación racional, ilegitima la obra.

Un saludo.

Makiavelo dijo...

Desconozco, Carlos los entresijos del sector, pero a la vista está que la mediocridad domina por encima de propuestas realmente interesantes y creativas. Por otra parte no me parece un acto de soberbia el renunciar a trabajar en un campo que no está a la altura, es la consecuencia más lógica.

Y lo del guión gratis lo conozco, es práctica habitual en el mundillo del cine.

Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Makiavelo:
Y si quieres ver algo grotesco, enciendo hoy el televisor y siéntate a ver R.I.S., la nueva serie protagonizada (perpetrada más bien) por José Coronado.

Makiavelo dijo...

Me percaté que le tienes hambre a Coronado, he visto avances o cómo se le pueda llamar a eso y dejan mucho que desear, cuándo aprenderán coño, tan difícil es?

Es paradójico que algunos actores (que no el Coronado) que resuelven bien sus papeles en cine cuando trabajan para tv resultan lamentables.

No obstante echaré el ojo bueno, aunque no creo que aguante más de cinco minutos.

Isabel Chiara dijo...

Para mi el asunto tv es un caso perdido. Ayer me revolví cuando en un pretendido debate sobre la figura del Rey (derivado supongo de las declaraciones de Anasagasti y otros) veo que no encuentran mejores invitados que un tío raro del monarca (un impresentable) y otro mamarracho que no se sabe de qué va pues toda la vida ha sido el mamporrero de la casa real, y ahora juega al despiste. Apago, me aclaro la garganta con una copa de vino, y sueño con virus teledirigidos.

Lo de R.I.S. no tiene desperdicio, hasta las posturas de las víctimas resultan inverosímiles. Y el coronado interpretándose a sí mismo, como nos tiene acostumbrados.

Respecto a lo de la publi y el sector audiovisual, bravo, nunca más, y para gratis que compren las cajas de avecrem a ver si les toca el premio.

Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Yo ví el primer capítulo de R.I.S. y es una copia mala de C.S.I. Los diálogos son patéticos, el perfil de los personajes previsible, las tramas fantasiosas e inverosímiles y de las interpretaciones, mejor ni hablar. Lo peor, es que intentan venderla como si fuera buena, queriendo, uan vez más, tomar al espectador por gilipollas.
Aquí, en España, el que no vale para nada, se saca cuatro fotos e ingresa en televisión.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

carlos paredes levi: coincido completamente con usted.
Por eso los Coelho y la Kubler Ross son tan famosos. Venden libros que dicen tonterías en un packaging exquisito.

maki; mercado es un amigo de años. Ha sido un gran sostén cuando la pasé mal en la red.
Como sabrás por mi afición a Sabina me tocó padecer su enfermedad (obligaba a su compañía a mantener el secreto sobre quien era su verdadera musa, mejor dicho "negra"). Êl me alertó sobre que Joaquín era YETA. Con el correr del tiempo descubrí que tiene razón. Todo aquel que se acerca a J.S. corre serios riesgos personales, económicos, familiares. Él es como los vampiros que se alimentan de sangre ajena.
Hace un par de días en medio de la gira española falleció la madre de su socio y amigo Pancho Varona.
Muchos de sus íntimos han perdido negocios (fito páez) y otros más cercanos han muerto (Fontanarrosa, Adolfo Castelo).
No hay que especular con la gente. Dios después cobra todo el daño gratuito.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Carlos tu carta se parece mucho a las que yo envié a medio mundo.


Lu

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

isabel: hice lo propio con una inspectora de escuela que se permitió el lujo de "reprobarme en un examen" por "personalidad avasallante". Imaginate el escándalo. Para ser director de un establecimiento educativo hay que ser lameculos, sumiso, burocrático en el peor sentido de la palabra, falto de creatividad e ideas u hombre (ellos pueden zafar del karma). Esto no era así hasta hace pocos años donde se elegía al más eficiente, a aquel que pudiera ofrecer resultados pragmáticos y una buena teorización de los problemas inherentes a la educación.

Vamos a menos.
Y en España, por lo que leí de Azúa, es igual de malo.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

La misma mediocridad que domina la música contemporánea, el cine, la literatura, la educación, la salud, la justicia, la Politica...

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

¿Vieron esta moda absurda iniciada hace años y seguida a la letra por los Chaouen, los Gille Ortiz, los Alejandro Martínez, los ismaeles serranos... ¿no son patéticos repitiendo el viejo modelo sabiniano decadente de que la musa no cobra o le sale barata?

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

También quieren que siga trabajando gratis. Siguen pensando que soy una mujer y una pelota de fútbol. Pobres de ellos...

Makiavelo dijo...

Os dejo de momento, la casa es vuestra, podeis seguir con vuestra cháchara. Me voy a ver al Coronado sin corona,


Un saludo.

Leuma dijo...

Hay quien se engancha a cualquier carro con tal de "vender" su mercancía, pero ojalá dé resultado esa campaña sean cuales sean sus intenciones, la anorexia es una forma de suicidio y por desgracia demasiado frecuente en las modelos, Un beso

Anónimo dijo...

Siguen pensando que soy una mujer y una pelota de fútbol. Pobres de ellos...

jajaj
Bueno, mujer soy (parece que pelota también)

Eifonso Lagares dijo...

No me gusta este tipo de publicidad. Ellos ya han sacado beneficio, la marca ya se conoce. Una buena sanción económica a la marca, al agancia de publicidad y al autor. Para no volver a caer en la tentación.

Saludos

Makiavelo dijo...

Eifonso,la mejor sanción que puede tener la marca que propició la campaña publicitaria es que no se compren sus productos.

Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Lucía Folino:
Tiene usted razon, la mediocridad se cuela por todas partes pero sólo a unos pocos parece importarnos.
Un saludo.