domingo, 7 de febrero de 2010

BEGGARS BANQUET



10 comentarios:

Raquel Barbieri dijo...

Maki... ¿Quién se ha fumado todo eso?

Besos desde un amago de frescor porteño :)

Makiavelo dijo...

Raquel, para mí es una provocación diaria. Mis compañeros de trabajo, fuman como carreteros.

Este cuenco repleto de colillas es el testimonio de varias jornadas. Me imagino que aunque ahora se ríen, por dentro estarán cancerosos. Más adelante lo lamentarán.

Besos.

atikus dijo...

Pues yo no hace mucho dejaba así los ceniceros, hace un año que no fumo cigarrillos, sólo un cigarro puro el finde pero ni me trago el humo ni nada :-)

por cierto, que en el curro no se puede fumar n0?...ya, que una cosa es el sector publico y otro el privado...

saludos

Makiavelo dijo...

Atikus, es de los vicios más inútiles que hay.
No te preocupes, cuando fuman lo hacen en el patio junto a las plantas
(pobres plantas).

Saludos.

mera dijo...

Oye, que los mendigos hace años que dejamos de fumar colillas. No fuimos capaces de que la beneficencia nos pagase los puros pero con conseguir tres plazas de aparcamiento arreglamos. coando conseguimos un cancer decente seguimos pidiendo asistencia. ¿ Tenemos derecho a usar la s.s.?. Si, desde los catorce a los sesenta pagamos la tira de impuestos. Queremos una muerte digna y un cadaver ahumado.
Un saludo, genio.

Frank dijo...

Mera, como bien dices si te llevas toda la vida cotizando, ahora tienes derecho a exigir a la seguridad social que te atienda.
El problema vendrá dentro de unos años cuando no haya quien cotice.

Saludos.

Pradero dijo...

Haces bien en no fumar, hay vicios mucho más divertidos.

Saludos.

Makiavelo dijo...

Pradero, está la música, que depende cómo se escuche puede o nó llegar a serlo.

Saludos.

Guido Finzi dijo...

Y por qué no vacían el cenicero? ¿se trata de alguna promesa?


saludos

Makiavelo dijo...

Guido, son algo guarretes. He esperado semanas a que lo vaciaran.
Al final, tuve que hacerlo yo que no fumo.

Saludos.