sábado, 23 de enero de 2010

PRECIOSA


Cada vez que oigo este calificativo me viene a la mente la patética imagen de Búfalo Bill desecho porque su apreciada perrita, a la que cariñosamente apoda Preciosa, está en manos de su última víctima, que la retiene como garante de su vida. Desde entonces esa cantinela se repite en mi cerebro como una constante: “preciosa, preciosa”. Incluso la empleo cariñosamente para llamar la atención de personas de mi entorno.

Hay otra a la que también apodan Preciosa y que desafortunadamente no está tan protegida como esta caniche: es la protagonista de PRECIOUS, Claireece Jones, una afroamericana residente en Harlem. En el film tiene dieciséis años, su padre la viene violando sistemáticamente desde pequeña, tuvo una hija de él con síndrome de dawn a la edad de doce años que permanece al cuidado de su madre mientras Precious va al colegio cada día, tiempo que aprovecha para evadirse fantaseando con su profesor de matemáticas. La madre no se desconcha trabajando, al contrario, vive como una reina gracias al subsidio que le pasan los agentes sociales y se permite el lujo, además, de estar celosa de la hija porque una vez más volverá a ser madre. Como consecuencia de este hecho, una tutora aconseja a Precious que abandone la escuela y acuda a otro centro donde los alumnos supuestamente deben enseñarse unos a otros, Each One/Teach One. No voy a entrar en más detalles, pero su desgracia no desaparece con el alumbramiento de la criatura. Toda suerte de calamidades se suceden en la azarosa vida de Preciosa, sin hallar respuesta a sus más que lógicas interrogantes.

El destino, en ocasiones, parece marcarnos de por vida, y por mucho que te reveles difíciles son las salidas. Como consecuencia, las respuestas suelen ser dramáticas. Y en una sociedad como la norteamericana la gente no se lo piensa dos veces: actúa.

El film está basado en la novela ‘Push’, de la escritora Sapphire. Este año se estrenará en España.

PRECIOSA: Nobody loves me!

15 comentarios:

Marina dijo...

Pues menuda historia. me ha encogido el corazón. Veré la elícula cuando llegue a España. Si te acuerdas, me lo dices para que la busque, porque no todas las pelis llegan a Bájar, sobre todo si no está asegurada la taquilla, y me parece que no será el caso.

uff ¿Y ahora qué hago yo con este corazón?

Un beso.

Pradero dijo...

Me hiciste acordar a la insoportaaaableeee perrita pekinesa que tenía (rip) mi tía. Se pasaba todo el puto día ladrando con un ladrido finito y penetrante que te daban ganas de pisarle la cabeza hasta acallarla para siempre.
Imbancable, odiosa, horrible y mal educada!!

Se llamaba Dulce.

Laluz dijo...

Qué paradójico, una palabra tan linda (incluso su sonoridad) nominando una historia tan terrible.

Makiavelo dijo...

Marina, la historia no deja indiferente, hace que te levantes encolerizado.
Me imagino que la promocionarán via tele, de todas formas te avisaré.

Besos.



Pradero, los animales de compañía tienen sus pro y sus contras. Nunca llueve a gusto de todos.

Saludos.


Laluz, como bien dices la palabra es linda. Pero la historia estremece, te la aconsejo si la ponen en Argentina.

Besos.

Guido Finzi dijo...

A esta chica le ocurren más desgracias que a Job. Pero, como el cine no tiene que tener siempre final feliz sino contarnos una historia.
Tomo nota del título y de tu recomendación. No siendo española, incluso hasta vaya a verla.

Un saludo.

Makiavelo dijo...

Guido, cualquiera diría que al no ser española la calidad está garantizada. Bueno más o menos sí.

La verdad es que merece la pena, casos en esta línea también se dan en la realidad.

Saludos.

atikus dijo...

La verdad es que detrás de lo que parece tan bonito aveces se encuentran verdaderas historias de terror, como el monstruo austriaco, o esta historia que nos cuentas; la peli debe ser interesante sin duda, la apunto en debebers ;)

saludos

Guido Finzi dijo...

No, tampoco es eso ,pero seguro que tú me has entendido.

Un saludo

Makiavelo dijo...

Atikus, también me acordé del mostruo ese, y no es el único que anda suelto. Es el primer papel en el cine de la chica que actua de protagonista.

Saludos.


Guido, lo he captado. Naturalmente hay excepciones.

Saludos.

Isabel Pérez del Pulgar dijo...

He ahí la injusticia, la que viene impuesta por nacimiento;la que marca el destino de quién la recibe....

Besos

Makiavelo dijo...

Efectivamente Isabel, eso es lo peor que le puede pasar a alguién, que por capricho del destino le toque padecer como le ocurre a Preciosa y a tantos otr@s en la vida real.

Besos.

Raquel Barbieri dijo...

Maki,

La historia de Precious me parece tan sórdida e injusta, que necesariamente necesito que concluya bien algo en su vida, y no sé por qué todavía espero esos finales redentores, cuando he conocido a tantas personas (buena gente) que llevaron vidas de mierda desde que nacieron y así, un día les llegó la muerte con penas y sin gloria.

Creo en el destino, en aquél que desde el nacimiento puede hacer que seamos una Barbie articulada o el jorobado de Notre-Dame. Ya ahí nuestra vida se determina bastante, según mi punto de vista.

Hay muchas Precious por ahí deambulando y la gente ni siquiera sabe qué les pasa.
Gracias por el post

Besos :)

Makiavelo dijo...

Raquel, desgraciadamente la historia de Precious no tendrá un final feliz; aunque esta basada en una historia de ficción de la escritora Sapphire, si tiene algo de la vida de la autora, que incluso llega a intervenir en la película.

Te aconsejo que la veas, no tiene desperdicio, en cartel hay otras historias también de negros pero con final feliz. De todas formas, la vida real es más dura que la de ficción, si tuviera que relatar la última de la que tengo noticias los pelos se te pondrían de punta.

Besos.

NoSurrender dijo...

qué casualidad! también a mí me viene la misma escena de El silencio de los corderos cuando a alguien llamar precisa a alguien :)

Soy muy sensible a las películas con este tipo de temática, pero la tendré en cuenta, claro que sí.

Salud!

Makiavelo dijo...

NoSurrender, con algo de retraso la película la acaban de estrenar. Anagrama aprovechando el tirón de la peli también ha vuelto a editar el libro.

Saludos.