domingo, 26 de octubre de 2008

El LAPA

Un nuevo parásito irrumpió en el escenario de las letras, hasta poco ninguneado por “el negro”, afanado fontanero que por unas pelas asocia textos de los clásicos con memeces de última hora para embellecer la biografía de destacados a los que su vanidad les obliga a perpetuar su azarosa vida con el fin de inmortalizarse más allá de la fama efímera que les proporciona la caja tonta.

El nuevo capullo, el parásito, el lapa, pasa las horas en la red observando y mimetizando lo que otros se curran. Sin prejuicios ni cortapisas.

Adelino Montañés, recientemente galardonado con el premio Avispa de Oro de las Letras por su encomiable obra “Donde las dan las toman” cuenta en la actualidad con un ferviente número de admiradores, entre los que se cuenta “el lapa”. Adelino, de profesión correveydile, hace cuatro años que se tomó en serio el asunto de las letras. No tardó en destacar por su singular manera de puntuación, casi inexistente, y por su adjetivación acalorada. Le hablaron de los blogs y como ingenuo se prestó al juego de la publicación desmedida, sin orden ni concierto. Hace un par de años recibió la llamada de Otilio Sánchez, erudito disconforme que lidera jurados de concursos.

- ¿Adelinoooo?
- Sí.

Una vez presentadas las disculpas por parte de Otilio por la intempestiva hora, y expresarle su admiración por su aportación enajenada al mundo de las letras le explicó el motivo de la llamada. Le contó que seguía sus irracionales publicaciones con fidelidad, y que al ver el tocho seleccionado en el último certamen reconoció de inmediato su mano.

- No. No me he presentado a ningún concurso literario, aunque he de confesar y le soy sincero, que ando tiempo dándole vueltas a la perola y contemplando esa posibilidad.
- Pues ha de saber entonces, admirado amigo, que lleva tras de sí una mosca cojonera que anda plagiándole. En el manuscrito presentado a concurso incluye variopintos párrafos de sus desquiciados textos. Pero no se preocupe, lo pondré en conocimiento del jurado para que lo descalifiquen y si lo desea le facilito los datos del mentecato para que lo ponga en conocimientos de los alguaciles y le hagan rendir cuentas ante la justicia.

Adelino prefirió pasar página y seguir con el cultivo de oropéndolas, y de vez en cuando publicar algún que otro textito. Al año siguiente, una nueva llamada hizo vibrar aquel empolvado teléfono: el sonido pareció devolverlo a la vida, función para la que había sido engendrado por Graham Bell.

- ¡Sí, sí! –contestó Adelino intrigado por la llamada.
- Soy Marujito Pómez, presidente del jurado de la asociación Albahaca de Archidona, y le llamaba para comunicarle que ha sido premiado con la Currutaca de Oro por el brillante texto presentado a concurso.
- ¡Aaaahhg! –pareció escapársele al prometedor escritor que motivado aplicó con fuerza el auricular en el oído dejando escapar un consternado ¿Quéeeeeeeeee…? Para añadir a continuación: no me he presentado a ningún concurso.
Marujito le explicó que era un ferviente admirador suyo y que dio gracias al cielo cuando leyó el manuscrito ya que reconoció en él su admirada forma de relatar.
- ¡Otra vez, no! –exclamó iracundo Adelino al otro lado de la línea. A partir de ahorita mismo me presentaré a cualquier concurso aunque sea por dos chavos y no daré más opciones a estos mentecatos.

17 comentarios:

Dekamara dijo...

¡Hola Makiavelo! No sé si tu sensini hace referencia al de Bolaño, obra que no he leido pero de la que algo he oido. De cualquier forma "el lapa" más que un cazador de recompensas, hace bien su labor de usurpador.
Un cordial saludo.

Makiavelojohn dijo...

Dekamara, admiro a Bolaño y confieso que no lo he seguido como se merece. Este proyecto estaba en marcha cuando me embarque en él.

No conozco a "el lapa" pero desgraciadamente existen varios de su calaña perdidos por la red.

Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Todos nos hemos topado con alguno de esa calaña por la red. No hay que darle más importancia que la que tienen; ninguna. Quizás arrastren alguna patología sexual severa motivada por la falta de autoestima y necesiten el aplauso público y vácuo para que se les empine....véte a saber ¡
En fin, Maestro, después de todo no importa demasiado porque, de aquí a poco, sólo unos pocos individuos, darwinianamente destinados a la extinción, seguiremos empeñándonos en comprar y leer libros..
Un saludo.

PD: Probó la infusión de pétalo de rosa con cardamomo y vainilla ?

atikus dijo...

Bueno es que parasitos como este señor siempre hay esparcidos por el mundo real o el virtual, supongo que hay remedios caseros y sprays para quitarselos de encima, o raparse el pelo...en interner no sé quizás comenzar limpiando el disco duro y la pantalla con cristasol ;)

paciencia, que se eliminan ellos sólos

abrazos

Vill Gates dijo...

Bueno, no sería de extrañar. Parece que ultimamente para ganar un premio hay que hacer culto a la tontería, a la "transgresión" y al lenguaje más que vulgar.

Por eso y realmente por muchas otras cosas, no es tan difícil ganar un premio.

Vill Gates dijo...

Bueno, no sería de extrañar. Parece que ultimamente para ganar un premio hay que hacer culto a la tontería, a la "transgresión" y al lenguaje más que vulgar.

Por eso y realmente por muchas otras cosas, no es tan difícil ganar un premio.

Makiavelojohn dijo...

Carlos, Creo que los suplantadores iban por las pelas, parecen ser que los premios estaban bien remunerados.

Aun no he probado esa infusión pero me tomo nota.

Saludos.


Atikus, pudo resultar bochornoso para ellos, y debieron hacer públicas sus identidades para deleite de la plebe.

Tu sabes que los ganadores de muchos premios están previamente asignados.

Saludos.

Vill, hace poco leí un relato que había sido premiado con faltas de ortografía, incoherencias varias, etc... Pero el jurado estado epatado por la truculencia de la historia, jejeje...

Saludos.

Monica dijo...

El Lapa me suena a algo pegajoso y baboso ( con perdón del burgajo ) que se arrastran dejando su marca asquerosa por donde pasa.
Quie los hay los hay, y a veces no son reconocibles a simple vista.
Y para ganar un premio no hay que ser un genio, cuantos grandes hay que no fueron ni serán reconocidos porque no son "populares".
Besos

Juan Pablo dijo...

Un nuevo parásito irrumpió en el escenario de las letras, hasta poco ninguneado por “el negro”, afanado fontanero que por unas pelas asocia textos de los clásicos con memeces de última hora... y sigue.

Es mi próxima novela.
La llamaré "Creative Commons".


Muy bueno, capo.

Makiavelojohn dijo...

Monica, el interés de estos ¨pobres lapas" no sé si era económico o por darse a conocer.
Lo que si demostraban era tener buen gusto por el autor al que seguían ya que ha ganado varios premios literarios.

Besos.


Juan Pablo, por ahí se empieza. Estoy deseando que la publiques para comprarla.

El hecho es real, los nombres han sufrido algunos cambios por respeto al ultrajado u homenajeado según se mire.

Saludos.

mera dijo...

Las lapas somos un animal decente, capturamos nuestro alimento filtrando aguas, no pasarasitamos a nadie, nos pegamos sedentariamente en las rocas. Por no molestar ni siquiera tenemos pinchos. Rectifiquen ustedes sus comparaciones, o aténganse a las consecuencias.
C.L.A. (Comité lapario de autodefensa)

Isabel Pérez del Pulgar dijo...

Estas cosas no son nada nuevas. En mi esfera de la pintura hay mucha tela que cortar...........
Makiavelo es agradable saber que de vez en cuando alguién pasea por esa galeria solitaria.Sobre lo que siente la modelo? de ello hablamos en http://lacomunidad.elpais.com/La- Dama-Roja/
Un cordial saludo

Sibyla dijo...

Querido Makiavelojohn, el plagio es el pan nuestro de cada día...

Existen muchos Lapas haciendo su trabajo, por suerte o por desgracia.
Ya sabes esto es la selva!

Un abrazo:)

Makiavelojohn dijo...

Mera, lamentablemente hay muchas clases de lapas. Ojalá todas fueran tan inofensivas como el molusco gasterópodo.

Saludos.


Isabel, en todas las artes se da el copieteo, en la pintura se suele llamar estilo, ¿escuela? "Escuela de payasos" diría yo.

Saludos.


Sibyla, menos mal que aún está con nosotros la mona Chita para espantarlos con sus alaridos, perdón quise decir:
"MONO CHITA".

Besos.

Ichiara dijo...

Ahora que tengo dos aprovecho. A mi me gustan unas lapas que se cogen en las rocas, se les echa limón y al buche. Eso mismo habría que hacer con éstos, rociarlos de aceite y a la plancha. Al menos servirían para algo.

Besos

Makiavelo dijo...

Tengo la impresión de que me estan robando la identidad

Makiavelo dijo...

Pero seguro que son paranoias mías