sábado, 30 de mayo de 2009

RECOLECCIÓN

Caminábamos juntos, a altas horas de la noche, sin unir nuestras manos, con la esperanza de encontrar un portal que permaneciera abierto, en el que la complicidad de las sombras nos permitiera apaciguar nuestros deseos. Estábamos solos en la calle de Alcalá, caminando hacia Cibeles, cuando una furgoneta blanca que circulaba a gran velocidad se desvió de su camino para en un movimiento rápido y brusco acercarse a nosotros. Miré con ira al conductor del vehículo, con los músculos en tensión imaginando su intención. Rehuyó mi mirada. El vehículo hizo un giro violento y se incorporó rápidamente a su carril. La puerta de atrás se abrió bruscamente; el cuerpo de una mujer, desnudo de cintura para arriba asomó agitando sus brazos con desespero. Una mordaza le impedía gritar. En ese instante sentí cómo mi pareja, sin gemir, tomaba mi mano y apretaba con fuerzas, clavando sus uñas vehementemente en mi piel. Mientras la furgoneta se alejaba dando tumbos alguien en su interior intentaba por todos los medios introducir de nuevo a la mujer, cerrar la puerta y evitar que pudiera escapar. Mi mano sangraba. Mi compañera al notar la sangre que bañaba sus dedos se hincó de rodillas y me lamió. Se sentía segura a mi lado. Había logrado escapar de la recolección. A esas horas de la noche los municipales actuaban con discreción, retiraban de la circulación a las callejeras poniéndolas a buen recaudo sin dejar pistas. Bajé la vista al tiempo que ella levantaba la cabeza, sus pupilas brillaban, sus colmillos asomaron tímidamente. Aulló como una perra en celo. Tembló el pavimento.

15 comentarios:

Carlos Paredes Leví dijo...

Me hiciste pensar que quizás no estemos solos, que compartimos tiempo y espacio con vampiros,hombres lobos haciéndose pasar por taxistas, alienígenas camuflados en cuerpos rechonchos de marujas y animales de laboratorio que salen nocturnamente en busca de alimento. Quién sabe, hay tantas cosas que se nos escapan...¡
Por cierto, anotaste la matrícula ?

Un saludo.

atikus dijo...

Cuanta gente mala por el mundo, nada como quedarse en casita...si es que ya estoy mayor!!!!

saludos

Isabel chiara dijo...

Joder Makiavelo, qué cosas te pasan y con qué gente más rara te juntas. En mi ciudad los únicos lobos y lobas a la vista son los de despacho y quizás también alguna que otra tortuga. Y son del ayuntamiento los recogelobas? y a los lobeznos los dejan sueltos? y qué hacen después con ellas? se las comen o se las llevan a casa para limpiar y coser y planchar? jajaja Muy bueno, de veras.

UN beso

Makiavelo dijo...

Carlos, ya sabes que en la viña del señor hay de todo.

Estaba tan tenso en ese momento que se me fue el santo al cielo y no caí en la cuenta de anotar la matrícula.
Lo tendré en cuanta para la próxima

Saludos.


Atikus, tienes mucha razón. Es mejor no salir por las noches. El que evita la ocasión evita el peligro.

Saludos.


Isabel, a las que cazan se las llevan de fiestas, algunas terminan en garitos a pie de carretera. Y los que limpian no trabajan precisamente para el ayuntamiento.
En tu ciudad lo que hay es mucha guasa.

Besos.

Fogel dijo...

Epa, epa, epa...¿cómo fué que no lo tenía registrado, don Maquiavelo? Buenas sus historias, bueno su pulso narrativo, ...buena mi idea de pasar por acá.

Volveré.

UN abrazo

Carlos Paredes Leví dijo...

No sería un servicio de recolección de replicantes ??

Makiavelo dijo...

Fogel, gracias por la visita. Vuelve cuando quieres. Eres bien recibido.

Saludos.



Carlos, a esas horas tengo entendido que son los del servicio de mantenimiento del Ayuntamiento y los de recogida de basura los amos y señores de la calle.
Los blade runners salen por la tarde.

Saludos.

Sibyla dijo...

¿Te unes a la saga de Crepúsculo?...

Vampiras, lobeznas, dan para muchas historias.

Yo digo como atikus, ya estoy mayor para esas cosas.

Un beso Maki:)

Makiavelo dijo...

Sibyla, el final confunde.
Son seres de carne y hueso que la cruda realidad del entorno los confunde.

Hay de todas formas mucho lobo suelto.

Besos.

NoSurrender dijo...

vaya, cómo se ha puesto el centro de la ciudad desde que yo no salgo tanto, Makiavelo.

Anda con cuidado!

Makiavelo dijo...

NoSurrender, con el paso del tiempo Madrid de noche parece más una ciudad americana, desgraciadamente en lo malo, no en lo bueno.

Yo también prefiero quedarme en casa.

Saludos.

Laluz dijo...

Qué lugares más extraños frecuentás!!! Ojo con los colmillos Maki!!! Yo que vos resguardo ciertas partes

Pradero dijo...

Perras,
son todas perras.

Makiavelo dijo...

Laluz, te prometo que de ahora en adelante me recogeré a las ocho lo más tardar. Seré bueno.

Besos.



Pradero, no todas ladran, pero hay mucha fulana suelta.

Saludos.

Marina dijo...

Buena historia, me gustan los miedos, aunque luego no me dejen dormir...., sigo leyendo.
abrazos varios.