domingo, 25 de enero de 2009

EL AULLIDO DEL MONO

No siempre me como el plátano que me ofrecen. No estoy obligado a asumir los estereotipos que me asignan por el hecho de ser simio y permanecer enjaulado, reconozco que me gusta la fruta, y desecharía la carne para siempre si no estuviera condicionado por la obligación de llenar el estómago. La bandeja no es siempre la misma, tampoco el aderezo, ni la mano que me la ofrece. A todos pongo buena cara aunque me carcoma por dentro al ver sus rostros, y me roa mis propias entrañas de rabia. Me gustan las avellanas, el cacahuete pelado, los nísperos, no tanto el melocotón en almíbar, sí la piña ácida, los dátiles maduros los considero una bendición.

El domador ha muerto. Sí, ayer, en el tiempo que no se olvida. Siento frío y nadie me ha dado velas para su entierro. Contemplo a la muchedumbre que lo acompaña en procesión sin haberse confesado de sus pecados. Estoy como ausente, me implico a pesar de ello y asumo mi rol de víctima, me prestan el pañuelo y gimo como si me lo creyera. Hago el paripé. Otros monos gesticulan como los humanos y se acompañan en los pesares con golpes en las espaldas. La ceremonia resulta tan aburrida como todas las de ésta índole. Tiempo después, cuando todos se han marchado, encerrado en la habitación, contemplo las musarañas en el techo. Prendo el televisor con recogimiento, esperando un mensaje que no llega, que se desvanece al insinuarse. Chirrían las interferencias y me catapultan a otro estado, el de ser consciente, omnipresente, el de creer que soy algo más que un simple mono. El espacio parece renovado, los barrotes de la jaula han dado paso a tabiques de ladrillo y argamasa enlucidos con aires de cambio. Paredes blancas intranscendentes. El calor me aplasta. Golpeo mis sienes con los nudillos al tiempo que emito mi singular aullido. Retransmito con la webcam a los acólitos recién iniciados.
Comienza el ceremonial: Consolatrix afflictorum –les digo; ora pro novis -contestan.

23 comentarios:

Raquel Barbieri dijo...

Genial entrega, Makiavelo...

Dentro de los pesares del mono, tiene a su favor la dignidad de no comer siempre el plátano que le ofrecen aquéllos que dan por sentado qué es lo que a él le viene mejor, lo que le conviene... o lo que le "corresponde" en la vida. Por lo menos, este mono se cuestiona, lo que no es poca cosa.

Brindo por no asumir los estereotipos que se nos asignan, porque en definitiva: ¿Es algún Ser Superior quien dictamina? (en general es gente que está para el Miraflores la que determina los estereotipos y vainas like those).

Besos :)

Es la tercera vez que intentaré publicar este comentario porque sucede algo con Mozilla. O sale por triplicado, o vuelvo más tarde.

Sibyla dijo...

A mí también me parecen todos los entierros aburridísimos!

Coincido con King kong en los dátiles maduros, son una delicia...

Un abrazo sin ahullido, Makiavelo Jhon:)

Eva dijo...

Preveo una revolución animal en toda regla. Y es que haber quién no se cansa del papel que nos toca interpretar.
Besos

Agustin dijo...

Como dice la Pantera Rosa, la única vez que habla: "¿Por qué los seres humanos no son como los animales?"

Ichiara dijo...

Fantástico este mono rebelde y provocador. Si los miras a los ojos ves mucho más que en los de muchas personas. A mí me lo decía Chita, una mona ejemplar.

Un beso

Jordim dijo...

Muy bueno, sinceramente bueno, por encima de la media..

Makiavelo dijo...

Raquel, en serio, tenemos mucho que aprender de los monos; me gustaría saludar personalmente a Koko, la gorila que se comunica con el lenguaje de los sordomudos.

Besos.


Sibyla, los entierros terminan siendo puro compromiso.
Los dátiles de Elche, los mejores.

Besos.


Eva, esa revolución ha comenzado por parte de la naturaleza, sólo tienes que mirar al cielo para darte cuenta.
Cambiar de registro de vez en cuando es buena cosa.

Besos.

Makiavelo dijo...

Agustín, qué sabia es la pantera rosa, una pena que no se exhiba con más frecuencia.

Saludos.


Isabel, Chita el mono-mona otro ejemplar muy sabio.

Besos.


Jordim, te agradeco tu condescendencia. Espero verte en el Prado junto a Bacon.

Saludos.

Laluz dijo...

El género "monístico" nos tiene a todos atrapados!
Beso

Raquel Barbieri dijo...

Makiavelo John,

Terminé de enamorarme de los gorilas viendo la película protagonizada por Sigourney Weaver, "Gorilas en la niebla"... es algo maravilloso, conmovedor, movilizador... Tuve que aguantar la escena de cuando Digito, el padre gorila, es brutalmente asesinado.
El ser humano es tan cruel, se cree dueño de todo, y lo peor es que está dotado de raciocinio... qué contradicción...

Besos

Dekamara dijo...

Civilizado el mono, el intelecto se globaliza y el domador ya no es tan imprescindible, basta con acogerse a las ideas de los domadores, a las ceremonias y debilidades humanas. Y si el mono tiene acólitos y sabe latín, bastará poco tiempo para que se crea parte divina.
Maravilloso este carnaval tuyo, y excelentes los disfraces con los que enfundas personas.
Un placer leerte.

Carlos Paredes Leví dijo...

Para ser mono, es más lúcido que muchos humanos que conozco, por descontado más noble y por fortuna, mudo.

Un saludo.

Makiavelo dijo...

Laluz, tu mona inspiró para el relato.

Besos.



Raquel, la Sigourney hace un buen papel, pero puedes disfrutar de Dian Fossey (la original) en algunos videos del Youtube. A los humanos, aun nos queda mucho que aprender.

Besos.



Dekamara, Tu discurso es muy acertado. Lo peor es que hay varios monos de distinto pelaje que se creen parte de lo divino.

Saludos.



Carlos, este mono al principio era humano, hasta que se dio cuenta que era mejor ir de simio por la vida.

Saludos.

olhodopombo dijo...

Makiavelo,
sim aqui na Bahia esta fazendo um calor infernal.
E quase não tem chuvas.....

Carlos Paredes Leví dijo...

Ojalá muchos tomaran ejemplo....

NoSurrender dijo...

no olvides, simio, que los barrotes están para encerrar al mundo lejos de ti, y no al revés.

Saludos!

atikus dijo...

Reconozco que me siento identificado con ese mono, tengo ganas de tirar esa cascara de platano y el platano, muy lejos y la tele ...en fin luego me quedaré sentado..no sé no se espero que al menos el mono salga y cuente que tal le fue ;)

Makiavelo dijo...

Olhodopombo, imagina-me que a temperatura ali será insuportável. Aqui llueve, nieva e faz vento, toda uma delícia de inverno.

Saludos.



Carlos, el mono debería montar una academia.

Saludos.


NoSurrender, unos consejos muy sabios, los pondré en práctica.

Saludos.


Atikus, todos tenemos algo de mono, algunos para bien y otros para mal.
Espera un rato sentado que pronto cantará.

Saludos.

mera dijo...

Maki.
Yo tambien estoy enamorado de un gorila, pero él no lo sabe. Será pecado?. Ya sabes, mi rollo con los animales.
Estupendo.

Pradero dijo...

Hola Maki, tardé en visitarte porque anduve ocupado intentando conseguir mi traje de mono.
Es más, lo tengo puesto y todo, verás ahora que hasta consigo trabajo también.
;)

Un abrazo!

Makiavelo dijo...

Mera, para los amores difíciles se necesita comprensión.

Saludos.


Pradero, Te sienta bien el mono.
Suerte en el currelo.

Saludos.

Sibyla dijo...

Maki, aunque veo que no has actualizado (tus motivos y razones personales tendrás), vengo a dejarte un abrazo.

Hasta pronto!

:)

Makiavelo dijo...

Sibyla, gracias por el saludo.

Besos y nos leemos.