viernes, 7 de diciembre de 2007

¡CON TOGA Y A LO LOCO!

No podéis ni haceros una idea de la alegría que me produce saber que a la titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Motril, Adelina Entrena, haya sido sancionada con la exclusión de la carrera judicial por el pleno del Consejo General del Poder Judicial.

En un viaje que hice este verano a Málaga, leí en el diario El Mundo un pequeño artículo que detallaba los sinsabores que un preso venía padeciendo por los olvidos de esta señora. Hoy por fín se hace justicia. El caso de Adelina Entrena no es el único que clama al cielo. No quiero parecer machista pero sé de otras señoras juezas que, como ella, están más pendientes de los ungüentos y abalorios que llevan encima, que de lo que les toca juzgar; juzgar con equidad y profesionalidad. Muchos son los inocentes sentenciados según les pille el cuerpo.

Las que no saben ser ecuánimes y responsables con la profesión que desempeñan que opositen para otros menesteres y que dejen de jugar con la vida de los demás.

Los varones que se den por aludidos y que se apliquen el cuento.

Sayonara beibi.

7 comentarios:

Carlos Paredes Leví dijo...

que D-i-os nos libre de los errores judiciales...��

Ichiara dijo...

La señora jueza estaría muy ocupada, como una que me ha tocado a mí, y que ha fallado sin haber revisado toda la documentación por falta de tiempo (según ella misma dice en la sentencia) e instando a la parte agraviada (la mía) a que recurra su propia sentencia. Se puede entender tamaña estupidez? Pero lo peor es que después de años de esperar juicio y sentencia ahora toca esperar un poco más, y a la criatura le importan un carajo los perjuicios que está ocasionando. Así es la vida. Has tocado un asunto realmente indignante.

Makiavelo dijo...

Espero Isabel que al que le toque revisar tu caso sea justo y ecuánime.
La que se pronunció con anterioridad se ha ganado unas merecidad vacaciones como Adelina, anhelo que se las den de por vida, y de esta forma tenga tiempo incluso para decorarse las uñas de los pies.

Saludos.

Ichiara dijo...

Y hacerse un piercing, en el cerebro... Si lo usan poco mejor decorado

Leuma dijo...

La justicia, la sanidad y la educación son buenos termómetros de cómo funciona un país. Encontrar buenos profesionales en el terreno laboral que sea es ciertamente dificil, un beso

Makiavelo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Makiavelo dijo...

Isabel, si se decide por el pircing que se lo hagan en un local
que reuna las mínimas condiciones higiénicas, no sea que coja una infección y no pueda disfrutar de tan merecidas vaciones.

Leuma, por desgracia son habas contadas, los que destacan por su ética profesional en oficios en los que se debería actuar con absoluta imparcialidad.

Saludos para ambas.