lunes, 5 de noviembre de 2007

NO ME LLAMES MORTADELO...

Angustiado, malhumorado, fuera de sí, importándole todo una mierda..., está a punto de cometer una locura mientras su madre en el hospital vela a su padre fallecido hace apenas una hora. Se sube los pantalones y mientras se aprieta el cinturón y mete la pipa en el bolsillo, se asoma por la ventana a sabiendas de que en el bloque de enfrente Marilú cuida al niño y lucha por su custodia; contempla sin importarle cómo dos maderos caminan por la acera, la protegen de forma descafeinada.

Calzado, vestido, maqueado a su manera se precipita escalera arriba buscando la salida, llega a la azotea y mide la distancia, no esta seguro, impone su sexto sentido y mide, mide, mide... Retrocede y emprende la carrera; al llegar al borde se impulsa hacia arriba y salta, casi lo consigue, se resbala, con rapidez se aferra a la tapia, las yemas de los dedos soportan su peso en el vacío, levanta como puede la cabeza y clava los dientes en el saliente, unnnnn poco más, y lo consigo – dice.

¡Ya! Ya está en la azotea del otro bloque, se palpa y se mira, está mojado, el muy cretino se meó mientras descendía. Diiooss –exclama- menos mal que no me he cagado.

Sin importarle, abre la puerta de la azotea y baja los escalones sin hacer ruido, seguro de pillarla y acabar con ella. Llama a una puerta que se abre y al fondo la luz que penetra por la ventana dibuja un claroscuro, una silueta negra a la que grita: ¡No me llames Mortadelo! Saca la pipa y bang, bang, dos disparos y el impacto de la munición hace que aquella mujer se precipite sin vida en el suelo. ¡No me llames Mortadelo! vuelve a repetir mientras se acerca para contemplar a la muerta. ¡Dios! esta no es Marilú.

Sale a toda prisa del habitáculo y se lanza escaleras abajo gritando: Soy Polémico, soy Polémico, soy Polémico... El impacto de los objetos que le lanzan los vecinos al salir alertados por el sonido de los disparos le saludan marcándolo como un venado. Los maderos le esperan en la calle, no es una conspiración del séptimo cielo son la reencarnación de la Patrulla X, quieren que pague por sus pecados. Mientras lo arrestan y lo arrastran, una cámara cualquiera de una televisión cualquiera de un informativo cualquiera se abalanza sobre él hambrienta de un primerísimo primer plano. Mamá, mamá soy yo, Polémico –le dice el ingenuo a la cámara – soy yo, Polémico, hola mamá.

Mi mamá siempre me dijo que yo era polémico.

17 comentarios:

Leuma dijo...

Esos hechos reales son una desgracia que a menudo leemos en las noticias, un post duro éste.
Un abrazo

Monica dijo...

Difícil de digerir si es un hecho real, te da miles de cosas para pensar, la muerte absurda de una persona, la locura de Mortadelo, la madre cuando lea las noticias, cómo se parece la ficción cada vez más a la realidad.
Las ideas más locas de hace unos años, ahora son cosas de todos los días.
Besos

Makiavelo dijo...

Leuma y Mónica,

Basado en hechos reales es un apartado donde escenificaré todas esas tropelías cotidianas, tan cercanas a nosotros, en las que a veces intervenimos y otras en cambio nos quedamos mirando.

Esta viñeta con final dramático es la experiencia que en dos ocasiones en mi vida he tenido que soportar. En las dos, eran parejas de macarras que vivían en el piso de arriba, y casi a diario me veía en la obligación de llamar a la policia al oir los gritos de las capullas, que no tienen otro nombre, porque cuando soltaban al bicho éstas lo acogían con los brazos abiertos como si fueran héroes.

Al final, con tanto policía en la casa teminaron por aburrirse e irse a otro sitio, barrio, yo que sé. Creo que de momento siguen vivas, aunque yo en el relato me las haya cargado.

Saludos.

Ichiara dijo...

Después del comentario que le has hecho a Leuma y a Mónica, veo más claro por dónde quieres ir. Es muy interesante la narración con ese tono, tremendamente dramático y a la par muy divertido. Incluso el nombre del personaje Mortadelo-Polémico suena a chiste, pero el experimento funciona de veras porque acentúa más si cabe el horror de esas situaciones que se viven a diario y por las que muchas veces pasamos de puntillas, sin prestarles siquiera atención.

Me ha encantado, cada día me sorprendes más Makiavelo, porque tienes tantos registros..., y la nota cómica siempre ahí, difuminando la maldad.

Un beso.

James Joyce dijo...

Lo grave es que con cuatro palabras bonitas las vuelven a encandilar, y ellas parece que se olvidan de todo lo pasado...

Saludos!

Makiavelo dijo...

Isabel, el humor negro enfatiza y pone de manifiesto el horror de la sociedad, y del hombre en particular.

El hecho de utilizar el elemento simpático no le quita crudeza a la realidad.

gracias por tu apreciación.
Un saludo

Makiavelo dijo...

James,lo he vivido varias veces, las chicas eran muy bonitas y los tipos eran macarras, pero así es la vida.

Un saludo.

Sibyla dijo...

Nunca he entendido, a las mujeres que vuelven con sus parejas meltratadoras y hasta las defienden.
Tal vez crean que ellas, no son dignas o que no merecen algo mejor..
Un duro relato pero real, como la cruda vida.
Un saludo.

Carlos Paredes Leví dijo...

Esta es la salida liberadora, o m�s o menos, de los que no se bancan la frustraci�n. L�stima que cualquier tarado pueda conseguir armarse.
Un saludo.

Makiavelo dijo...

Sibyla,resulta paradójica la relación de dependencia (posesión-sumisión) que se crea en esas parejas, y me alarma el entorno familiar que sabe lo que ocurre calla y otorga, hasta que lamentablemente pasa y desfilan histéricos ante las cámaras.

Un saludo.

Makiavelo dijo...

Carlos, me alegro de que vuelvas a estar activo, espero que los males hayan volado.

La violencia es un recurso fácil y cómodo para no aceptar la propia estupidez mental. El tarado se arma con lo que tiene a mano, a veces su mínima inteligencia le da sólo para buscarse la vida y pillar una pipa.

Saludos y bienvenido de nuevo
a la tertulia.

Monica dijo...

Maki por favor, seguimos con Manfredi..dale...me estoy mordiendo los codos ya....
Nada, solo pasba y quería saber si estás bien.
besos

Makiavelo dijo...

Monica, me pondré la pilas y a lo largo del día regresará Manfredi con su ojo biónico.

Saludos.

Carlos Paredes Leví dijo...

Siempre me llam� la atenci�n c�mo, por un momento de anjenaci�n total, uno puede echar su vida a perder. Claro que, en este caso, estamos tratando con un tarado....

Makiavelo dijo...

Carlos, el problema es que hay cientos de tarados como este fulano campando a sus anchas por todo el mundo.
Las leyes, para el colmo, se muestran permisivas con las condenas que aplican.

NoSurrender dijo...

Los crímenes pasionales son algo atávico, consustancial a determinadas miserias humanas. Realmente es muy difícil que la sociedad pueda proteger a esas víctimas de algo que se desarrolla así, en un ámbito tan privado y psicológicamente dependiente.

Desde luego, ya se ve que el tema es Polémico :)

Makiavelo dijo...

Apreciado NoSurrender, tan atávico como que el hombre desciende del mono, y por mejorar en la evolución de la especie el rabo quedó atrofiado dentro, junto al agujero del culo.

En pleno siglo XXI parecemos condenados a seguir compartiendo nuestro tiempo con la herencia más primaria de nuestros ancestros, y el único remedio que se me ocurre es dedicar más tiempo a estos energúmenos en las escuelas, cuando aún son larvas y llevan su rabo fuera.

Y soy vegeteriano.

Un saludo.